Ey ¡Sigo aquí! Acabando 2018

acabando 2018 - FMKR

Como podéis observar, mi última entrada fue el 19 de septiembre, «La guías de estilo en el diseño web (UI/UX)» y hasta ahora no he vuelto a dar señales de vida en el Blog. Bueno tampoco es que el blog me demande mucha presencia. Con facebook y twitter, la gente ha dejado prácticamente de comentar en los blogs, que parece que ya son cosa del pasado, pero coño, me resisto a dejar de lado esto que tanto trabajo me ha costado. Sirva esta entrada para dar señales de vida y contaros en que ando metido desde septiembre.

Lo primero es lo primero. En cuanto a la salud, todo viento en popa. Sigo perdiendo peso, aunque poco a poco. Ahora sigo una dieta proteinada basada en la cetosis, un estado natural que ocurre cuando el cuerpo se alimenta casi completamente de grasas. Es normal que ocurra durante el ayuno o al seguir una dieta estricta baja en carbohidratos y azúcares, como es mi caso, también llamada dieta cetogénica o proteinada. Eso sí, bajo un estricto control médico para que no resulte peligroso, no os alarméis. En Enero hará ya dos años que me propuse volver a la normalidad y quitarme el sobrepeso. Me estoy quedando hecho un figurín.

En cuanto al trabajo, pues he tenido una época de bastante lío. Como algunos sabréis, la empresa para la que trabajo tiene un convenio de colaboración con el sindicato ANPE de maestros, y como este año ha habido elecciones sindicales, pues hemos estado trabajando intensamente en la campaña electoral, que por cierto ha dado buenos frutos, proclamándose este sindicato de maestros de la educación pública como vencedor de las elecciones a la junta de personal, tanto en la provincia de Albacete, como a nivel regional en Castilla-La Mancha. Otro éxito para guardar en la mochila, gracias al esfuerzo de un gran equipo.

Como conté en las redes sociales, este año me propuse también completar mi formación con algún estudio que me permitiese completar el curriculum vitae y adquirir nuevas capacidades. Desde Mayo, he estado cursando un Master profesional, de Usabilidad y Experiencia de Usuario (UI/UX) de 600 horas, que justo hace poco he terminado y superado, y del que ya estoy esperando la titulación. He de decir que el curso lo ha abonado mi empresa, Marpadal Interactive Media, S.L. y estoy muy agradecido por ello.

De cara al año que viene, me he propuesto mejorar mi inglés, que con los años se ha venido yendo abajo. La falta de uso y, por qué no decirlo, por la pereza, he dejado que se oxide muchísimo. Me he dado cuenta porque, en el poco tiempo libre que he tenido últimamente, he estado viendo la 3ª temporada de The Expanse, que, como aún no ha sido doblada al castellano, he tenido que ver en inglés con subtítulos, y he tenido la cruda revelación de lo mal que lo llevo. Un momento para ponerme la cara colorada y para proponerme mejorar un poco. A ver si puede ser.

The Expanse Season 3

Vaya, ahora que os cuento, The Expanse, season 3, brutal, me ha encantado. Debo reconocer que estoy leyendo el tercer volumen de la saga de James S.A. Corey «La Puerta de Abadón«. Pero la temporada de que os hablo, tiene una mid season  que más o menos se equipara con el final de «La guerra de Calibán» y la otra mitad, con «La Puerta de Abadón«; con ciertas licencias en la serie, y algunos contrastes de personajes. Pero si os gusta la buena ciencia ficción, y las cuidadas tramas políticas y morales, no dejéis de leer los libros, y ver la serie. Para mí, después de la reinventada Battlestar Gallactica, de lo mejorcito que se ha hecho en ciencia ficción en los últimos años. Además estamos de enhorabuena, porque si bien, el abril pasado, el canal SyFy la había cancelado tras unas cuotas mediocres de audiencia, Amazon Prime Video la ha recuperado y están rodando una 4ª temporada. Sin duda quedará como un clásico de los buenos.

Para terminar os cuento que ahora estoy escuchando mucha más música, tanto cuando salgo a caminar, que me suelo poner rock aor y heavy melódico, del tipo Eclipse, The Poddles o Nordic Union,  que me carga las pilas; como mientras trabajo, que ahora me ha dado por escuchar electrónica, también de bastante corte melódico. Mi último descubrimiento ha sido Elizaveta y Nigel Stanford. A veces encuentro pedazos de arte que me devuelven la esperanza en la creatividad, en la capacidad de superación y en la de crear piezas sublimes como esta. El videoclip de la canción original cuenta la historia basada en hechos reales de la aviadora Miss E. Lillian Todd, la primera mujer ingeniera aeronáutica de la historia. Son secuencias del corto «Miss Todd» creado por la directora y escritora de animación Kristina Yee. El corto es una pasada, y podéis verlo en inglés en su página web: www.kristinayee.com . La música que acompaña a este vídeo es el tema «Icarus» de la cantante y pianista norteamericana pero de ascendencia rusa Elizaveta (o Elly K). Curiosamente la canción la he descubierto antes que el vídeo, pero en una versión electrónica creada por Nigel Stanford, de su álbum «Automática» que llevo puesto en bucle desde ayer. Os dejo los dos vídeos, el primero el del tema original de Elizaveta, y el segundo, el del remix de Nigel Stanford, con la letra de la canción. Y cuando esté de Dios, volveré a escribir algo por aquí.

Viendo: American Gods

Hoy he acabado el último episodio de la primera temporada de American Gods. Me ha parecido bestial y sublime al mismo tiempo. Y justo ahora estoy envuelto en la atmósfera de nubes negras y olor a dulces, carne quemada y tierra mojada de la última escena. Merece la pena tomarse el tiempo para verla (yo la he visto en Amazon Prime Video). Y entre otras cosas me ha permitido descubir piezas  como esta (Tehran 1979) o como «Media Bowie» de su banda sonora, obra del compositor Brian Reitzell.

Brian Reitzell feat. Debbie Harry & Shirely Manson – «Tehran 1979» (American Gods OST)

Brian Reitzell – «Media Bowie» (American Gods OST)

¿De qué va?

Sobre la serie diré que no es apta para todo público. No esperes una acción trepidante (quitando el prólogo del primer episodio) pero te sumerge en una carrera delirante a través de la américa de luces de neón, olor a gasolina y whisky barato, en busca de la arenga a deidades olvidadas y resentidas. Y bajo ese hilo conductor cada episodio tiene historias y matices que merece la pena ver, incluso varias veces. Un espectáculo de serie, vamos, basada en la novela homónima del autor británico Neil Gaiman. «American Gods«. Cuenta la historia de un misterioso expresidiario llamado Shadow Moon. Este hombre es liberado de prisión unos días antes de cumplir una sentencia de tres años por asaltar un casino.  Shadow, que espera con ansias reencontrarse con su esposa Laura, ve sus ilusiones aplastadas al enterarse de que ésta ha muerto en un accidente de carretera.

Tras salir de la cárcel, Shadow se encuentra con un enigmático hombre que responde al nombre de ‘Sr. Wednesday‘ y que parece saber más de lo que aparenta sobre su pasado. Después de proponerle que trabaje para él, juntos inician un viaje a través de los Estados Unidos en el que se encuentran con viejos dioses de numerosas mitologías que habitan sobre la Tierra, así como también con nuevos ídolos y figuras de culto contemporáneo (dinero, televisión, Internet…), pasando por un sinfín de elementos pertenecientes al folklore americano. Es en este viaje donde Shadow se dará cuenta de que un enfrentamiento entre los nuevos y viejos dioses es inevitable.

American-Gods-posters

American Gods es una serie desarrollada por Bryan Fuller (Hannibal) y Michael Green (Smallville) para la cadena Starz. Neil Gaiman participa como productor ejecutivo.

Yo creo que el propio Gaiman debe estar encantado. Estoy deseando que llegue ya la siguiente temporada.

P.D. Tengo que decir que al principio la serie no me llamó la atención. Pero @laflores me insistió en verla y es de justicia decir que me ha encantado, como casi todo lo que me recomienda. Tengo que hacerle más caso.

Volver  a arriba